Esta pagina web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia como usuario. Si continua navegando estara dando consentimiento a la aceptacion de nuestra politica de cookies. VEASE Politica Cookies aceptar

La batería LiFePO4 utiliza una química derivada de la tecnología litio-ion, y comparte muchas ventajas de las baterías de este tipo. Sin embargo, hay diferencias sustanciales.


La química LFP presenta una durabilidad mayor que otras baterías de Ión de Litio.


Al igual que las baterías recargables basadas en níquel, (diferenciándose de algunas baterías de iones de litio), las baterías LiFePO4 tienen un voltaje de descarga muy constante. Su voltaje se mantiene cerca de los 3,2 V durante la descarga hasta que la pila se vacía. Esto permite a la batería entregar virtualmente toda la energía hasta su descarga completa. Y puede simplificar mucho o incluso eliminar la necesidad de circuitería de regulación de voltaje.
Al dar una salida de 3,2 V nominal, se pueden conectar en serie cuatro celdas para un voltaje nominal de 12,8 V.


Excelentes características en seguridad, esto convierte a la LFP como una buena alternativa para las baterías de plomo en muchas aplicaciones como vehículos y solar, siempre que los sistemas de carga estén adaptados para no dañar las baterías LiFePO


La utilización de fosfatos evita el coste del cobalto y riesgos medioambientales, particularmente que éste termine en medio ambiente por ser inapropiadamente desechado.
El compuesto LiFePO4 presenta corrientes o potencias instantáneas más altas que el LiCoO
2.8​
La densidad de energía (energía/volumen) de una batería LFP nueva es alrededor de un 30% más baja que la de una batería LiCoO


Además, las baterías LFP de baja calidad de algunos fabricantes presentan menores ratios de descarga que las de plomo-ácido o incluso que las LiCoO2, como el ratio de descarga es un porcentaje de la capacidad de la batería, se puede conseguir un mayor ratio de descarga utilizando una batería más grande, o con más celdas (más amperio-hora/amperios-hora) si es necesario utilizar pilas de poca capacidad.


Las celdas LiFePO4 experimentan un ratio menor de pérdida de capacidad (más longevidad) que otras químicas como la LiCoO2 (cobalto), LiMn2O4 (litio-manganeso) o LiPo (polímero de litio).
Después de un año almacenadas, una celda LiFePO4 habitualmente tiene aproximadamente la misma densidad de energía que una celda de litio LiCoO2, por la menor degradación de la LFP. A partir de ahí, las LiFePO conservan una mayor densidad de energía.

Comprar baterias litio-ferroso (LiFePO4)

BATERIAS-12V /24V-LIFEPO4-ALTA-DESCARGA